Junto a un árbol que crece en las rocas y bajo el que horas de lectura  de aventuras, amor, misterios e historia se han llevado a cabo… se ubica “La casa Quejigo” . Con una cama de matrimonio y dos individuales, ideal para parejas o familias. 

Para el frío cuenta con una gran chimenea con marmita mágica para que el calor de la lumbre llegue a la habitación. 

En verano sus gruesos muros mantienen el fresco y el cielo ofrece atardeceres de fuego. 

Antiguamente aquí se ubicaba el horno de leña del cortijo, donde se han cocinado desde corderos, pequeños jabalies, a deliciosos panes… hoy en día el horno se ha reubicado a escasos metros en “La Torre” ( foto 5), donde podemos seguir con las antiguas tradiciones de cocinar los productos de la tierra al sabor de la leña. 

Reserva

  • Casa Matagallo (Hasta 11 personas)
  • Casa Nogal (Hasta 3 personas)
  • Casa Parra (Hasta 5 personas)
  • Casa Quejigo (Hasta 4 personas)