Rodeado de bosque, en el medio del gran llano de La Nava, se encuentra este cortijo antiguo habilitado con 4 casas rurales.

Sin wifi, sin televisión, perfecto para aquellas personas que realmente se atrevan a desconectar de la rutina para sumergirse en un bosque único en el mundo y volver a conectar con la naturaleza. Casas equipadas con lo básico, chimeneas como sistema de calefacción, sin microondas ni lavavajillas.

Si realmente te interesa volver a lo rural, lo simple, desconectar y dejarte abrazar por la naturaleza, este es tu lugar.

Casa Matagallo

Casa originaria de cortijo para grupos grandes.

Ver más

Casa Nogal

Antigua morada del gran apicultor Felipe El Pompon ideal para parejitas

Ver más

Casa Parra

Antiguo pesebre de la autoctóna vaca pajuna hecha una adorable casa rural perfecta para cinco personas

Ver más

Casa Quejigo

Antiguo horno de leña convertido en una casita rural para hasta cuatro personas

Ver más